Confort domótica

El invierno empieza a notarse y cada vez nos apetece pasar más tiempo dentro de casa y nos cuesta más salir a hacer las tareas para el cuidado del jardín.

Imagina llegar a casa, mirar por la ventana, y, simplemente a través de tu teléfono móvil o tablet, activar o desactivar el riego, encender o apagar las luces, subir o bajar los toldos… Sí, todo esto es posible gracias a la domótica.

No solo contaremos con un hogar inteligente en el interior, sino también en el exterior. El jardín es una parte más de la casa que podremos controlar, lo que nos aporta muchos más beneficios, comodidad y seguridad.

¿Qué nos permite hacer un jardín inteligente?

Casa piscina

A través de nuestro móvil o tablet, con ayuda de la domótica, estemos en el lugar que estemos, ya sea en casa o fuera, podremos controlar, por un lado, sistemas de seguridad como pueden ser las cámaras que estén colocadas en el exterior de nuestro hogar, estando así protegidos en todo momento.

En este sentido también tenemos la posibilidad de controlar tanto puertas como ventanas que den al exterior, persianas e incluso la puerta del garaje si la hubiera. Mediante un sistema automatizado, se permite ver quién quiere entrar en nuestra casa e incluso abrir o cerrar la puerta a través de nuestro móvil o tablet.

Los sistemas de riego son algo que también se incluye dentro de nuestro jardín inteligente. El antecedente a estos son unos aparatos automáticos y programables pero con el gran inconveniente de que hay que no pueden ser controlados desde cualquier lugar y en cualquier momento como ocurre con el sistema domótico.

 

Si contamos con una piscina en casa, es posible escoger también sistemas automáticos para su mantenimiento, ya sea a diario o con la frecuencia que determinemos. También permiten controlar la frecuencia del cambio de agua, la cantidad de la misma, el momento en el que hay que añadir el cloro, etc.

 

Está todo pensando para ayudar y mejorar el bienestar de las personas.

 

Y, cómo no, un jardín o terraza está para ser disfrutado, para momentos de relax o de ocio, y en esto también nos ayuda la domótica. Igual que en el interior del hogar podemos hacer lo que se conoce como “creación de ambientes”, también es posible llevarlo a cabo en el exterior, mediante el control de la iluminación, ajustando su intensidad, luces que están programadas para encenderse a una hora determinada o que se encienden cuando detectan oscuridad, movimiento, etc.

 

Todo esto con la gran ventaja y comodidad, como hemos mencionado, de controlarlo y programarlo todo desde nuevo Smartphone, Iphone, tablet o Ipad.